Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Anastasia Nikoláyevna Románova
Jue Sep 02, 2010 10:48 am por Anastasia Romanóva

» Raquella Zhyr
Sáb Jul 24, 2010 7:59 am por Raquella Zhyr

» Registro de Avatar
Vie Jul 23, 2010 6:46 am por Raquella Zhyr

» Jace Hickman
Dom Jul 11, 2010 8:37 pm por Jace Hickman

» Mi ''gran, gran'' vida social (Relaciones de Víktor)
Sáb Jun 19, 2010 2:52 pm por Víktor Liosha

» Registro de Comercio y Vivienda
Mar Jun 15, 2010 5:33 pm por Nina VanDer Hudsen

» Registro de Raza
Mar Jun 15, 2010 5:25 pm por Nina VanDer Hudsen

» Nina VanDer Hudsen
Mar Jun 15, 2010 5:20 pm por Nina VanDer Hudsen

» Me voy unos días.
Lun Jun 14, 2010 12:02 am por Satine Z. Bathory

Staff
Personajes premiados
Afiliados
Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic

Ginevra Marie Darcy

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ginevra Marie Darcy

Mensaje por Ginevra Marie Darcy el Vie Jun 11, 2010 12:23 am

Información Básica

Nombres Completo: Ginevra Marie Darcy

Edad: 19 florecientes Primaveras

Nacionalidad: Gran Bretaña (U.K.)

Ocupación: Cazavampiros . (?)

Raza: Cazadora de vampiros

Orientación sexual: Heterosexual

Descripción del personaje

Descripción física: La piel suave y pálida, como recordatorio del lugar en el cual nació donde rara vez brilla el sol, apesar de que el color de su piel casi alcanza a ser semejante al de los seres que más odia, los vampiros, Ginevra odia que su piel este bronceada por eso cuida de no ponerse al sol, en las raras ocasiones que sale el sol, claro. Su estatura no deja mucho que desear pues nunca ha sido lo que se dice alta, pero su corta estatura jamás la ha acomplejado ella siempre se ha dicho a si misma "Soy pequeña pero resultona". Realmente poca gente se fija en su estatura prefieren contemplar el conjunto de piernas bien torneadas por el ejercicio y sin un ápice de grasa, sus caderas absolutamente perfectas y la perdición de muchos, una cintura digna de ser llamada "cintura de avispa", el pecho justo bien redondeado y no abundante en exceso, aunque tampoco pasa inadvertido. Sus brazos tan blancos como el resto de su cuerpo son bastante finos pero fuertes igualemente, poseé las muñecas bastante pequeñas y unas manos igualmente pequeñas de dedos largos y finos, como las manos de una pianista, muy poco estropeadas a pesar de su trabajo. Pero es que Ginevra siempre toma precauciones colocandose guantes de cuero cada vez que va de caza con sus hermanas. Le gusta cuidar sus uñas que son lo suficiente largas como para dejar un buen surco en la piel de cualquiera. Para rematar su cuerpo el rostro de Ginevra presenta un misterio y a la vez una seducción e inocencia mezcladas, que muchas quisieran para ellas. Rasgos jovenes y elegantes, labios rosados y no demasiado gruesos, ojos profundos y muy expresivos de un color azul intenso, que podrían hacer que cualquier mortal o inmortal cayera rendido ante ellos y para coronar su rostro una melena larga y ondulada, que ya este suelta o recogida no puede disimular los brillos dorados de tan hermosa melena rubia heredada de su madre y compartida por sus hermanas.

Descripción psicológica:
Ginevra ya desde sus inicios mostró una personalidad fuerte, decidida, bastante peleona y sobre todo libre. Las normas y ordenes nunca estubieron echas para ella, siempre metiendose en lios, gastando bromas o simplemente desobedeciendo, por el simple placer de saltarse las normas. Muchas personas podrían llamarla "loca" pero a ella le gusta simplemente decir que "No es locura, es aprovechar la vida" este lema suyo se acrecento con la muerte de sus padres. Sus bromas y travesuras infantiles pasaron a ser noches de descontrol con bebidas, bailes, hombres y... lo que ella llama "diversión". No tiene pelos en la lengua a la hora de hablar simplemente porque no le importa lo que piensen los demás de ella, lo que tenga que decir lo dirá sea o no sea el momento o el lugar adecuado, ama hacer bromas y comentarios ácidos a la par que divertidos (al menos para ella). Su despreocuapación, falta de orden y irresponsabilidad suelen llevar a su hermana mayor, Johanna, a estados de histeria y enfados monumentales, que en el fondo pero muy en el fondo Ginevra admite que tiene muchos motivos para enfarse y gritarle, pero por su orgullo y rebeldia jamás le daría la razón, ni a ella, ni a ninguna figura de autoridad. Ginevra Marie Darcy es la única figura de autoridad dentro de su vida, aunque eso no quita que llegados algunos momentos, como la caza, acate las normas de su hermana, quizás primero las iscuta o las ponga en duda, pero al final las cumple. Con la gente desconocida suele ser extrovertida y muy sociable, aunque en ella amenudo la sociabilidad y la manipulación se mexclan hasta tal punto que van totalmente unidas. Ginevra tiene un principio muy claro en ese aspecto "Todo lo que me beneficie a mi o a mis hermanas esta bien hecho". De cara a la intimidad suele ser igual de revoltosa pero más cariñosa y menos manipuladora, no le gusta tener secretos con sus hermanas y son en las únicas personas que confia realmente. El rasgo de su personalidad que más puede sorprender a todos son su celos, sobre todo con sus "parejas" algo un poco ridiculo ya que estas "parejas" no suelen durarle más de dos semanas, como mucho un mes.

Vida

Historia: [HISTORIA CONJUNTA DE LAS 3 HERMANAS] Johanna fué la primera, la primera de las 3 hijas que tendría John A. Darcy, uno d elos "nobles humildes" como se denominaba a los nobles que no llegaban a tener tanto poder como los consejeros del rey, él y su esposa, antigua ama de llaves de su caserón, trajeron a Johanna un frío 15 de enero de 1860, celebraciones familiares y noches en vela por los lloros de la niña apartaron a John de su ocupación secreta, de la cual solo sabía Margaret, su esposa, él era un Cazador, un Cazador de vampiros, por lo que la ciudad quedó desprotegida durante varias semanas, Margaret tuvo que cuidar sola a su hija desde pequeña, por motivos de seguridad, su padre iba contadas ocasiones por su hogar, pero quería que su hija fuera una niña de bien, por lo que el dinero que ganaba como noble y lo que saqueaba o cobraba por eliminar vampiros lo invertiría en sus estudios, para que de mayor, fuese una esposa decente.
Johanna siempre fué una niña muy despierta, parecía que no, pero se enteraba de todo lo que ocurría a su alrededor y su inteligencia era bastante notable, cuando no estudiaba o jugaba en el jardín con las flores o persiguiendo mariposas, su madre le enseñaba cosas prácticas como a cocinar, coser o lavar, a excepción de tocar el piano, que era algo que hacía por puro capricho y a escondidas de su padre ya que el piano que tenía no era precisamente de ella. Creció siendo una chica responsable, aunque su caracter cambió levemente cuando, un año después, nació Ginevra Marie Darcy, su hermana pequeña, Johanna se sentía ignorada aunque se esforzase en hacer las tareas mejor de lo que lo había hecho, por eso una vez, entró a la habitación con unas tijeras y se acercó a la cuna de Ginevra, afortunadamente su madre irrumpió en el habitáculo a tiempo, aunque ella dijese que solo quería recortar un poco su pelo, que, envdiosamente, también lo había heredado rubio, aunque se pareciese a su padre.
Las dos crecieron con constantes rivalidades, ya que Ginevra era totalmente opuesta a Johanna, rebelde, un alma libre e inquieta que saltaba de aquí para allá, esta, al seguirla, acababa metida también en los lios que su hermana menor había ocasionado, y con tan solo 1 y 2 años.
Su padre, frustrado en secreto por el hecho de solo enjendrar hembras, lo intentó una vez más, con la esperanza de llevar al mundo a un varón que, en el día de mañana, no solo heredase su título y encontrase una buena mujer, sinó que también aprendiese "el otro oficio", pero para su desgracia y alguna que otra burla, solo consiguió traer a la tercera mujer a la morada. Alysson Claire, esta también era distinta a la primera, pero no en el sentido de Ginevra, era callada, lloraba por todo y se embelesaba con las nubes durante horas, las 3 distintas, pero las 3 iguales al mismo tiempo, ya que ambas 3 poseían algún rasgo de su madre, que eran sus cabellos dorados, y las facciones de su madre, delicadas y femeninas, en cuanto a Johanna y a Alysson se refería.

Pasaron los años y las 3 pequeñas fueron creciendo, sin cambiar un ápice de su caracter, Johanna ahora tenía 10 años y cuidaba la casa sola cuando su madre salía al mercado o cuando tendía la ropa en el jardín, Ginevra tenía 9 años y también era el número de broncas que se ganaba al día, y la pequeña Aly corría detrás d elas mariposas y dormía en cada rincón de la casa siempre que podía, hasta que llegó esa noche...

[HISTORIA DE LA NOCHE VISTA DESDE EL PUNTO DE VISTA DE GINEVRA MARIE DARCY]
Estaba muy oscuro, pero aqui dentro no hacía frio. Metida dentro del guardarropa de mi madre aguardaba a que alguien subiera a la habitación y esperaba esperanzada que fuera mi hermana mayor Johanna, no sería de extrañar pues ella amaba cepillarse el pelo en el tocador de mama. Aguardando en silencio espere y espere, escuchando el resto de sonidos de la casa. Mama debía estar abajo fregando los platos pues podía oir el sonido de lavajilla de porcelana, mi hermana menor seguranmente estaría durmiendo en algun lugar y Johanna... escuche el crujido de las escaleras de madera y casi di un pequeño grito de emoción dentro del armario. Pegue la oreja a la puerta de el armario, escuchando a mi hermana estaba esperando el momento justo para salir de entre los preciosos vestidos de mi madre para darle un buen susto, y entonces las plumas de uno de los vestidos empezaron a darme en la nariz y finalmente termine estornudando sin querer, rápidamente tape mi boca aunque estaba segura de que Johanna me habría escuchado, bueno daba igual.

En cuanto la luz del cuarto entro dentro del armario salte hacia fuera gruñendo como si fuera una bestia salvaje. Mi hermana grito asustada y yo sali como alma que lleva el diablo por las escaleras, escuchando los gritos de Johanna tras de mi, ni siquiera me gire para ver por donde venía pues Johanna era muy rápida corriento y mi me atrapaba... baje las escaleras casi de dos en dos aun riendo y entonces lo vi. Al pie de las escaleras con los brazos abiertos y una sonrisa estaba mi padre, mis ojos se abrieron como platos pero no por la sorpresa sino por la emoción de volver a verlo y simplemente salte gritando - ¡Papa! - aun me habían faltado unos cuantos escalones para llegar al suelo pero daba igual estaba absolutamente convencida de que él me cogería al vuelo, y así fue. Tras de mi llegó Johanna que parecía ahora ser más importante abrazar a papa, como yo, que pegarme o regañarme por el susto que acababa de darle. Con ambas en brazos entró en la cocina dandole uno de esos besos que a nosotras tres nos saban tanto asco y coreamos al unisono un sonoro ¡PUAJ!. Ellos simplemente se rieron como hacian siempre, la atmósfera de la casa parecia rebosar felicidad hasta que... la cara de papa cambió por completo al oir a Alysson invitar a alguien a pasar en la puerta. Mama nos cogió a mi y a Johanna con mucha fuerza - mami me haces daño - me queje mirando el rostro de mi madre que parecia muy asustada, en el recibidor papa le echaba ¿agua? a unos desconocidos que tenían a Alysson. Yo no podía escuchar las palabras de mi madre pues estaba más concentrada en intentar soltarme para ir con papa.

Esta vez fue Johanna la que intentó tirar de mi escaleras arriba junto a Alysson, aunque yo no queria - ¡Papa! Ma... - esa imagen jamas se borraria de mi mente. Esa mujer pálida como la nieva, aun más palida que yo. Había tumbado a mama y... simplemente empece a llorar más fuerte dejandome arrastrar por Johanna y ahora asutada por ver a esa criatura o lo que fuera que nos seguia a nosotras. Johanna nos metió dentro de la habitación y yo lleve a Alysson hasta un rincon abrazandola contra mi y llorando también. Johanna echó algo en la puerta y la cerró abrazandose a nosotras despues. Las imagenes, los gritos y los ruidos de esa noche jamas se me olvidarian e incluso algunas noches cuando cierro los ojos aun oigo los gritos de mis padres asesinaos por esos despreciables hijos del demonio, los vampiros...

[RESUMEN Y CONCLUSIÓN]
A la mañana siguiente, las 3 chicas comprobaron como los cadáveres de sus padres yacían en el suelo, las autoridades las refugiaron en un orfanato... y no hay mucho más que contar sobre las Darcy, aquel pequeño libro negro resultó ser el diario de caza de John, el cual Alysson habia saqueado habilmente de su chaqueta sin que el se diese cuenta, 10 años después, Johanna, Ginevra e incluso la benjamina de la familia se han convertido en cazadoras potenciales, alimentadas por la rabia y la sed de venganza, cada una con un estilo de caza diferente, pero las 3 forman un equipo casi imbatible, se mudaron a Russia hace 2 años, sabiendo de la gran concentración de vampiros que se cernía sobre el pais y ya haber extemrinado a todos los pálidos de Gran Bretaña.

Gustos:
- La luna llena
- Pasear de Noche
- Salir de Fiesta
- Matar Vampiros
- Los chicos guapos

Disgustos:
- Las mentiras y la gente mentirosa
- La traición
- Los perros
- El chocolate

Manías:
- Jugar con la cruz de plata que lleva colgada del cuello
- Tamborilear las uñas sobre superficies planas.


Fobias:
- A los espacios cerrados y pequeños
- A que les ocurra algo malo a sus hermanas


Otros:
- Quien la conoce bien la llama Ginny o Gin
- Tiene un gato negro llamado Napoleón
avatar
Ginevra Marie Darcy
Cazador de Vampiros
Cazador de Vampiros

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 10/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ginevra Marie Darcy

Mensaje por Satine Z. Bathory el Vie Jun 11, 2010 2:46 pm

Aceptada, te doy color. Recuerda completar todos los registros.



avatar
Satine Z. Bathory
Admin ~ Vampiro
Admin ~ Vampiro

Mensajes : 24
Fecha de inscripción : 06/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.